Un ejemplo de fortaleza

Lo de este perro es un ejemplo de constancia, tenacidad y afán de superación. Ha nacido sin las patas delanteras y lejos de rendirse por su minusvalía ha aprendido a andar erguido sobre sus dos patas traseras como si de un humano se tratase. Un gran ejemplo que nos da este animal a toda esa gente que se rinde a las primeras de cambio. Se fuerte, lucha por lo que buscas y no te detengas ante nadie ni nada.

Vía | Fresqui

5 Comentarios

  1. Pierre
  2. tURKAAAAAAAAAAAAAAAAAA
  3. JIPSYKING´s

Comentarios