Consejos para facilitar la recuperación de datos en caso de desastre

En la actualidad es muy común almacenar datos importantes en soportes digitales. Las grandes capacidades de almacenamiento de los discos duros o SSD actuales, las posibilidades de la nube y la popularización de dispositivos como las cámaras digitales, han conseguido que en la actualidad almacenemos la mayoría de nuestros recuerdos en forma de fotos y vídeos digitales. Por supuesto ocurre lo mismo con documentos de trabajo, facturas y un sinfín de archivos que están almacenados en ordenadores, móviles, tablets, etc, etc…

Teniendo en cuenta esta situación, es sumamente importante saber cómo gestionar esta información y conocer algunas medidas que, en caso de desastre, nos permitan recuperar todos nuestros datos o al menos la mayoría de ellos.

Consejos recuperación de datos

En las siguientes líneas vamos a dar algunos consejos para facilitar la recuperación de datos en caso de que un disco duro, memoria SSD u otro soporte de almacenamiento falle o eliminemos información de forma errónea.

Prevenir: siempre debemos hacer copias de seguridad

El primer consejo es obvio, pero son muchas las personas que fallan en ello y por ello hemos querido incluirlo en primer lugar.

Hacer copias de seguridad o backups es algo básico y que en caso de problemas con nuestro soporte de almacenamiento puede ser la solución perfecta. Hoy en día existen infinidad de aplicaciones que nos permiten hacer copias de seguridad de forma automática, incluso servicios que hacen estas copias en la nube. Por supuesto también podemos hacerlas de forma manual guardando los archivos importantes en dos ubicaciones (por ejemplo el disco duro interno de nuestro ordenador y un disco duro externo), así que no hay excusa.

La prevención siempre es una gran opción y en el caso de los datos digitales es tremendamente importante.

Apagar lo antes posible

El segundo consejo es apagar lo antes posible un disco duro que no esté funcionando correctamente o del que hemos borrado datos por error.

En caso de daño físico, el apagar el disco duro lo antes posible evitará que el daño vaya a más y le dará más posibilidades a los ingenieros especializados en recuperación de datos de conseguirlo.

En caso de borrado accidental, evitaremos escribir encima del espacio físico que ocupaban esos datos. El siguiente uso que le deberíamos dar a ese disco una vez eliminados archivos por error es conectarlo a un ordenador que cuente con algún software de recuperación ya instalado.

Hacer limpieza del interior del ordenador de forma habitual

Las altas temperaturas son enemigos naturales de los discos duros y de otros soportes de almacenamiento, por ello mantener limpio el interior de un ordenador es muy importante.

Con estas limpiezas conseguimos que la refrigeración del equipo sea mejor y evitamos que se calienta en exceso. Por supuesto, a estas limpiezas debemos sumar la revisión de los ventiladores u otros sistemas de refrigeración de nuestros ordenadores.

Mantener los datos organizados de forma lógica

Este punto puede ser de gran ayuda para recuperar archivos en caso de un fallo de hardware. Si mantenemos los datos organizados de una forma lógica será más fácil recuperar los datos, ya que podremos indicar exactamente dónde estaban guardados los datos, algo que no ocurre si guardamos en el primer sitio que encontremos siempre.

Además, esto también nos permitirá trabajar de forma más ágil con nuestro equipo en el día a día.

Estos son nuestros consejos para facilitar la recuperación de datos en caso de fallo de un disco duro, pendrive, unidad SSD o incluso un dispositivo móvil. ¿Conocéis otros que deberíamos incluir en la lista? ¿Nos ayudáis a mejorarla en los comentarios?

Comentarios