Los Galaxy S son el ejemplo a seguir en Android

Es bien sabido que los Samsung Galaxy S, aun siendo en su mayoría de gama media y alta, están hechos para todos los bolsillos. No hay necesidad de comprar uno caro para tener un dispositivo de calidad, y si queremos invertir, podemos conseguir una auténtica joya. Este hecho, sumado a su capacidad de innovar y así adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios, hace que los Galaxy S estén consolidados en lo alto del mercado desde su aparición.

En la cúspide de los Samsung Galaxy actuales encontramos el S7, un dispositivo capaz de sumergirse bajo el agua que cuenta con un potente procesador Samsung Exynos 8890 de 8 núcleos y 4 GB de memoria RAM. Su cámara de 12 MP (4000 x 3000) es capaz de hacer peripecias a nivel profesional gracias a su óptica de luminosidad F/1.7 y sus diferentes parámetros ajustables, además de tener la capacidad de grabar vídeos en formato 4K. Por otro lado, su pantalla Súper AMOLED resulta de gran utilidad para ver series y películas con la mejor calidad de colores.

Galaxy S7

En el caso que estés interesado en las características del Samsung Galaxy S7, puedes encontrar más información en T-Mobile, donde puedes adquirir este terminal y otros similares con diferentes ofertas. En estos momentos, por ejemplo, puedes recibir de regalo con la compra del Galaxy S7 una tarjeta de memoria con 256 GB o un Samsung Gear VR de forma gratuita.

Otro Galaxy S que se encuentra en el mercado y tiene múltiples ventajas es el S6, justamente el predecesor del S7. Éste, que ahora tiene un precio más reducido debido a la salida del último, sigue siendo una buena opción con varias innovaciones como el sistema Fast Charging o la opción inalámbrica de carga. Presume de una gran pantalla de 5,1 pulgadas y una cámara de 16 MP (3894 x 2988), a lo que hay que añadir un buen procesador y 3 GB de memoria RAM. Ligeramente mejor que éste es el Galaxy Note 5, con el que comparte cámara y procesador, pero se ve superado en 1 GB de memoria RAM y detalles como la calidad de la batería o el tamaño de la pantalla.

Samsung Galaxy J7

Si buscamos una opción más económica, tenemos dispositivos eficientes de gama media tales como el Galaxy J7 con una pantalla de 5,5 pulgadas o el On5 que posee una de 5. Ambos tienen menos memoria RAM y un procesador más lento, pero si no vamos a darles un uso excesivo pueden funcionar fluidos y sin problemas. También cuentan con cámaras más que aceptables dados sus precios, capaces de lograr buenos resultados.

Viendo estos dispositivos, podemos concluir que, para seguir manteniendo su éxito, Samsung tendrá que jugar bien sus cartas en su próxima tanda de teléfonos. El año que viene comprobaremos si cumple con las expectativas puestas en sus nuevos dispositivos y es capaz de sorprender con su modelo Galaxy X, capaz de doblar su pantalla como si fuese un libro.

Comentarios